La garantía que asume Mimet es la corrección de los improbables desperfectos que presenten los equipos y que sean atribuibles a su

fabricación, por lo tanto, se precisa los casos que la garantía no cubre:

  • Pérdida de productos almacenados.
  • Defectos causados por manipulación indebida.
  • Daños provocados por intervención de personal no autorizado.
  • Deterioro de enchufes o cortocircuitos por conexiones eléctricas.
  • Fallas eléctricas.
  • Mal uso de los equipos.
  • Plásticos extraíbles.
  • Mantenimiento del equipo.